IGLESIA DE LA CANDELARIA EN TURMERO

IGLESIA DE LA  CANDELARIA EN TURMERO

miércoles, 29 de diciembre de 2010

CARLOS ANDRÉS PÉREZ.


Me voy a referir a un caso especifico donde me involucre y cuyos resultados estuvieron ligados al Presidente Pérez el cual lejos de mostrarse como un corrupto me dio el apoyo necesario para realizar actividades importantes contra la Delincuencia Fiscal Organizada.
Transcurriendo la década de los ochenta y ya en sus finales, la falsificación de Timbres Fiscales, fianzas, seguros, documentos y afines estaba en su apogeo. Esta “industria” era de tal forma que de sus beneficios monetarios se lucraban personajes de toda clase y lugar inclusive candidatos políticos tenían como fuente de ingresos estos dineros mal habidos, además de contar con la complicidad de los Cuerpos de Seguridad del Estado cuando así lo requería la mafia fiscal. Detectados estos elementos perversos y dañinos para el Fisco Nacional, le recomendé al Jefe de la Administración Hacienda Región Capital, el uso bajo supervisión nuestra, de las policías para obtener un resultado feliz. Se hizo una operación exitosa, bien coordinada, se logro encontrar todo tipo de sellos, dinero, planillas chimbas, etc., que comprometían parte de la mafia fiscal. La policía que actuó en forma decisiva fue la DISIP, la cual realizó su tarea correctamente. Sin embargo, al llegar los acusados y los expedientes y pruebas a la PTJ, en éste cuerpo, se “barajo” toda la prueba recabada y en este juego de manos se perdió la responsabilidad de los implicados. Fue la única oportunidad donde se actuó con la fuerza necesaria contra los criminales enquistados en este Ministerio de Hacienda. Esto trajo como consecuencia, un aumento en cientos de millones de bolívares, en los meses subsiguientes de la recaudación fiscal, como prueba constante y sonante de los negocios delictivos en este organismo.
Ahora bien, parte de este contingente implicado en una u otra forma en estas actividades aparecieron como perseguidos por CAP, luego de su defenestración y la llegada al Poder del militarismo, lo cual les sirvió para montarse en el tren rojo, rojito y algunos llegaron al Poder Judicial, cargos de confianza, aduanas, etc., para exhibir su “poder” y sus “relaciones” a la luz de sus habilidades como delincuentes.
El autor de este artículo debe decir que, dirigidos y encabezados por Parlamentarios, sindicalistas (SUNEP HACIENDA), Ministro, funcionarios fiscales y otros se me acoso para que firmará el otrora famoso Decreto 211 y así salí del Ministerio de Hacienda, sacado por los picaros. Recurrí al Presidente Pérez y éste por escrito ordenó mi reincorporación al organismo, pero cuando me dirigí a la Dirección de Recursos Humanos, me trataron de sacar del área de Inspección y Fiscalización, para mandarme al FIV, como Economista lo cual no acepte. Es obvio, que el Ministro y su corte no estaban precisamente en concordancia con el Presidente, sino todo lo contrario.
Así pues en mi caso personal, puedo afirmar que la conducta del Presidente Pérez se ajustó a una conducta honorable y de enorme voluntad contra la corrupción y a la luz de la reflexión, creo que esos forajidos y pillos de la Administración Pública, hicieron mucho para sacar del Poder en su segundo mandato a CAP y no por razones validas, sino por seguir viviendo de los Fondos Públicos por la vía de la corrupción.
Paz a sus restos.

TONY RIVERA CHÁVEZ 2923879 amalivaca2010@terra.com

UCV 1972. Promocion de Economistas Viet Nam Vencerá.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada